2
En un partido muy friccionado y donde Independiente nunca le encontró la vuelta, racing lo derrotó por la mínima y se quedó con el clásico.

No fue Pezzotta, de pésimo trabajo, no fueron las expulsiones, no fueron los cambios. Independiente en todo el partido no mostró nada, fue muy pobre desde el comienzo y jamás logró inquietar a racing.

La academia, con la picardía de Gio Moreno y algo de Hauche, fue siempre más preocupante, llevó inquietud y forzó a Gabbarini a poner las manos en mas de una ocasión. Mientras Ramón se esforzaba por rearmar el esquema, que parecía no funcionar de ninguna manera, el equipo hacía agua por los laterales y perdía la posesión en el medio.

Sólo la voluntad del Patito Rodríguez, de a rato y muy poquito, parecía mostrar algo distinto. Pero el Pato no es Messi, y sus compañeros tampoco ayudaban.

En definitiva, un sinsabor queda luego del último partido de pretemporada, y será mucho lo que tenga que trabajar el técnico para revertir la imagen.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 30 de enero de 2012, 08:35

Esperremos que Ramon vea grabado el partido que perdimos y se de cuenta que el mediocampo fue de terror, godoy mamitaaaaaaaa fredes flojisimoooo, ferreyra malisimooooo...

La Caldera del Diablo dijo... 30 de enero de 2012, 15:49

Pésimo partido en general...

Invitame un café en cafecito.app