0
Resistido por los hinchas del Rojo desde que su nombre sale en la formación, el ex Globo jugó un gran partido, asistió a Núñez en el primer gol y se fue aplaudido.

"Ni haciendo cuatro goles revierto la situación con la gente", había dicho Matías Defederico, consiente que su paso por Independiente (del que se declaró hincha en muchas oportunidades) no es de lo mejor y que el hincha lo resiste en cada situación crítica que se produce. Sin embargo, el ex jugador de Huracán y Corinthians tuvo una tarde inspirada y terminó retirándose entre aplausos.

Los motivos están en el buen pie que mostró, las asociaciones con Leonel Núñez (otro de buen rendimiento ante Godoy Cruz) y el criterio a la hora de distribuir la pelota y generar juego. Pero la perlita vino en la gran jugada que originó a los 4 minutos del primer tiempo, arrancando pasada la media cancha y llegando hasta el fondo para tirar un centro atrás para que el Gordo la empuje sobre la línea. Todos los aplausos fueron para el 20. ¿Habrá sido el principio de una reconciliación?

Relacionados

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app