0
El volante sabe que no podrá estar ante Boca a menos que el Rojo abone la cláusula contractual que le impide jugar contra el dueño de su pase. "Que se rompa o se pague", pide el Tano. Por ahora el Turco piensa en cuatro cambios ante el Xeneize.

Pese a que Leandro Gracián está en Independiente ya desde hace dos temporadas, sigue siendo jugador de Boca y como tal rige una cláusula que le prohibe actuar contra su club a menos que el Rojo pague una cifra cercana a los 50.000 dólares.

"Me muero de ganas de jugar. Soy jugador de Boca, pero defiendo la camiseta de Independiente. Hay una cláusula firmada y hablé con los dirigentes el lunes para ver si se puede romper o pagar la cláusula”, dijo el Tano a Radio Rivadavia.

Consultado sobre las lesiones que está sufriendo el Rojo, opinó: “Estamos viviendo una etapa de mucho esfuerzo físico y eso llevó a varias lesiones. No hay culpables de esta situación, ni el cuerpo técnico ni los jugadores, es una mala racha. Tendremos que cuidarnos más".

Pensando los once
Ayer Mohamed realizó la primera práctica de fútbol de la semana con la mente puesta en el equipo que parará en La Bombonera. Fabián Assmann; Carlos Matheu, Eduardo Tuzzio, Julián Velázquez, Maximiliano Velázquez; Iván Vélez, Cristian Pellerano, Hernán Fredes, Lucas Mareque; Facundo Parra y Andrés Silvera fueron los once del Turco.

Aunque con muchos días por delante hasta el clásico, la formación cuenta con tres cambios respecto de quienes actuaron ante All Boys, con las salidas de Roberto Battión, Patricio Rodríguez y Gracián. Además, también podría regresar Hilario Navarro, luego del alta médica recibida ayer.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app