0
Con el Torneo ya en desarrollo y la Copa a las puertas del comienzo, Independiente deberá comenzar a estirar su plantel y quizás, más temprano que tarde, seleccionar preferencias.

El empate ante Vélez, después de ir ganando 2-0, se vivió como una derrota. En la conferencia de prensa alguien le preguntó a Mohamed si eso significaba que Independiente se inclinaría por la Libertadores. El Turco, más centrado, aclaró que si bien la gente del Rojo tiene a la Copa como prioridad, sólo iba una fecha del Clausura.

Ahora el panorama se pone movido, porque con el del sábado, al plantel lo esperan equipo seis partidos (tres de Copa) en 20 días, incluyendo el clásico sudamericano con Peñarol, un clásico local con River y un viaje a la altura de Quito.

De todos estos juegos, el de Ecuador es el que se estima que Independiente hará con un "equipo alternativo", dentro de las posibilidades que ofrece la Copa y la lista de buena fe, con un grupo de jugadores que se instale en la altura una semana antes y trabaje la puesta a punto de una manera distinta a la que se planeó en las últimas dos excursiones (derrota 2-3 con la Liga y 0-1 con el Deportivo Quito).

Con un plantel corto, una vez superado el escollo Peñarol seguramente Mohamed deba pensar en cambios para River, y ya tener los nombres de quienes irán a la altura. Es probable que para entonces Independiente comience a definir prioridades, y que los resultados, como siempre, manden a la hora de escoger.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app