4

Independiente volvió a festejar a nivel internacional gracias a un equipo que no lució pero luchó en todas las fases y pareció jugar con ese extra que da la mística.

El paso del tiempo es siempre subjetivo. Cuando en la semana hablábamos con un muchacho hincha del Rojo sobre la final de la Supercopa 1995 que vivimos desde el viejo "Codo" de la Doble Visera, el muchacho confesaba que para ese entonces tenía cinco años... ahí nos dimos cuenta de que hacía mucho que el Rojo no demostraba por qué es el Rey de Copas.

Quince años pasaron desde aquél cabezazo de Mazzoni que empezó la alegría ante el Flamengo. Y como nada es fácil, el equipo brasileño de turno, Goiás, ganó en la ida por dos goles, obligaba al Rojo a doblegarlo por un resultado similar y sin su goleador, Andrés Silvera.

Como en toda la Sudamericana, a Independiente no le sobró nada. Clasificó angustiosamente ante Argentinos en la primera rueda, bajo la conducción entonces de Daniel Garnero. Con el interinato del Chivo Pavoni fue a Montevideo, donde cayó con Defensor Sporting. En la vuelta, el Violeta marcó primero y obligaba a la goleada, que finalmente se consiguió, en el debut copero del Turco Mohamed.

Cuando el empate en Colombia ante el Tolima parecía traer aire, la igualdad en Avellaneda hizo que hasta el último minuto se sufriera, para pasar ante Liga de Quito. El campeón defensor se puso 3-0 en su casa, pero otra vez una noche de mística hizo que un 3-2 final resultara un buen negocio para plantear la vuelta en casa.

Hasta que se llegó a los penales contra el Goiás y la historia fresca, conocida, el sufrimiento de los dos partidos y los tiros desde el punto penal para que Tuzzio sea el héroe de la noche, junto a Hilario Navarro, Facundo Parra y Julián Velázquez, goleadores del momento en que el Rey volvió a ponerse su corona.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Martin (Uruguay) dijo... 10 de diciembre de 2010 a las 01:14

El Club Atlético España de la ciudad de Florida(Uruguay) quiere enviarles las mas sinceras y cordiales felicitaciones al nuevo equipo Campeon de la Copa Sudamericana. Esperamos que sigan sumando Copas a su vitrina y volver a colocar al Rojo de Avellaneda en lo mas alto del podio del futbol mundial. Un abrazo grande a todos y...
SALUD CAMPEON!!!!!

La Caldera del Diablo dijo... 10 de diciembre de 2010 a las 01:23

Muchas gracias, saludos a los Rojos del Uruguay!!!

Emiliano

Diego dijo... 10 de diciembre de 2010 a las 01:50

EL ROJO CARAJO!!! Con dos cojones ganaron la copa!! Felicitaciones de parte de Liverpool F.C. de Montevideo. Abrazo grande!!

La Caldera del Diablo dijo... 10 de diciembre de 2010 a las 03:32

Aguante el Negriazul, que también jugará la Copa porque tiene huevos y se lo merece.
Abrazos

E