0

El técnico busca darle forma a una apuesta más audaz. Mancuello se pierde el partido del miércoles.

El tiempo le juega a favor a ese técnico que sueña con reinaugurar un concepto que parecía perdido o apartado: aquel del Rey de Copas. Antonio Mohamed quiere construir un Independiente capaz de que eso de las conquistas frecuentes suceda. Desde aquella mágica conquista en el Maracaná, por la Supercopa de 1995, ya nada parece igual: el Club en el que Ricardo Bochini fue Gardel y Maradona juntos trata de construir ahora un equipo confiable con lo que tiene. El primer paso que dio el ex técnico de Colón es sencillo: pretende quitar un futbolista de la defensa para sumarlo en función ofensiva. Es decir, para ganar la Sudamericana, Independiente quiere ser el más audaz de América.

Dentro de ese contexto, el plantel volvió a entrenarse ayer a la mañana en el Estadio Libertadores de América y Mohamed paró a los mismos once que al día anterior. Pero hay una excepción a contemplar: Fernando Godoy actuó para los suplentes; sin embargo estaría el miércoles ante Deportes Tolima, en Ibagué.

El equipo hizo hincapié ayer en un aspecto que el entrenador consdera fundamental: la pelota parada. Fue un detalle, pero de ningún modo pequeño. Los futbolistas quedaron liberados anoche y viajarán hoy la mañana a Colombia. Una vez llegados a Bogotá, tomarán otro vuelo hasta Ibagué.

Tras la práctica, Mohamed dio a conocer la lista de 21 jugadores que formarán parte de la delegación. Con una novedad añadida: Federico Mancuello, lesionado ante Boca, se quedó afuera. En tanto, Fernando Godoy viajará y será aguardado hasta último momento para determinar si juega o no. De no llegar, todo indica que el titular será Roberto Battión.

Viajarán, según dispuso el entrenador todos ellos: Fabián Assman, Adrián Gabbarini, Navarro; Carlos Matheu, Tuzzio, Mareque, Galeano, Julián Velázquez, Maximiliano Velázquez; Fredes, Cabrera, Godoy, Cristian Pellerano, Leandro Gracián, Battión, Nicolás Martínez; Silvera, Parra, Martín Gómez, Rodríguez y Germán Pacheco.

“Hay que recuperar la mística” , dijo Mohamed en días recientes. No es casual: Independiente debió recurrir a ella para abrazar la clasificación a esta instancia. Y ahora eso es lo que el técnico les trasladó a sus futbolistas en la antesala de este viaje que mucho se parece a una reconstrucción del Independiente internacional.

Una historia con buenas noticias ante los rivales colombianos
El andar ganador del equipo de Mohamed en esta Copa Sudamericana sigue derribando rachas y estadísticas. Ahora, porque hace exactamente 15 años que Independiente no viajaba a Colombia. Igualmente, el último antecedente frente a un equipo de ese país trae buenos recuerdos por Avellaneda: el 1° de noviembre de 1995, por los cuartos de final de la Supercopa, el conjunto que dirigía el Zurdo López venció a Atlético Nacional por 2 a 0 en la Doble Visera con dos goles de Gustavo López (en la ida, jugada en Medellín, habían perdido 1 a 0). Aquella vez, Independiente terminó coronándose campeón, al igual que en las Libertadores 1964 (se cruzó con Millonarios), 1972 (se enfrentó con Atlético Nacional e Independiente Santa Fe) y 1973 (jugó nuevamente contra Millonarios). ¿Se sumará el duelo frente a Deportes Tolima a esta curiosa racha?

Está será la primera vez que Independiente se enfrente a Tolima, la cuna del mayor ídolo proveniente de tierras cafeteras que se vistió de rojo: Albeiro Usuriaga, quien debutó en el club de Ibagué en 1987.

Además, el conjunto de Avellaneda jugó cinco encuentros contra Deportivo Cali. En total, entre Copa Libertadores y Supercopa, Independiente disputó 21 partidos frente a equipos colombianos: ganó 13, empató 4 y perdió otros 4, con 41 goles a favor y 19 en contra.

Waldemar Iglesias
Diario Clarín, domingo 31 de octubre de 2010

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app