3

Antonio Mohamed llegó a Independiente casi de apuro, y sin sumar todo el consenso que hubiera requerido la situación. Sin embargo, como nuevo conductor del equipo, es imprescindible apoyarlo y desearle lo mejor.

Guste o no, la decisión de que Antonio Mohamed sea el nuevo técnico de Independiente ya fue tomada, y como hinchas del Rojo debemos no sólo desearle lo mejor sino apoyarlo en sus primeros pasos al frente de un plantel que pide a gritos un conductor que ponga en orden al menos ciertas cuestiones básicas.

Sin embargo, no podemos dejar de ver que su llegada causó revuelo en el seno de la Comisión Directiva y por más que la noticia oficial hable de unanimidad al momento de optar por el Turco, lo cierto es que la renuncia de Atilio Tarraborelli confirmada horas después, dejó entrever que no todos estaban de acuerdo con su contratación.

El rumbo del proyecto futbolístico parecía indicar que la dupla Pavoni-Sá continuaría al menos hasta el clásico de Avellaneda, teniendo en cuenta que habían conseguido la primera victoria de la temporada y un no demasiado preocupante 0-1 en Montevideo por la Sudamericana.

Ambos resultados parecían traer un poco de aire al castigado clima que se vive en Independiente no sólo desde lo deportivo, sino también en el medio de la aprobación de un balance deficitario que se había cobrado a otros integrantes de la CD, y con el escándalo Gallego de por medio.

Sin embargo, donde mandan resultados, la nueva goleada sufrida en Mendoza y el fastidio que habrían expresado algunos referentes del plantel hacia la dupla técnica, hizo que la plana mayor del Rojo debiera apurar su decisión en busca de un hombre capaz de asumir rápido y tomara las riendas justo en el mismísimo clásico contra racing.

Desestimado casi por completo Fossati, también quedaron en meras reuniones los otros uruguayos, Diego Aguirre y el Polilla Da Silva, a pesar de sus buenas referencias como entrenadores. Y Nery Pumpido, quien fuera uno de los más firmes candidatos al principio de las negociaciones por la sucesión de Garnero. Misma suerte para José Pekerman y el hombre de la casa Enzo Trossero, de quienes se habló oportunamente.

Así, la cuenta de la ruleta cayó en el Turco Mohamed, quien se desvinculó hace sólo dos fechas de Colón de Santa Fe y que hasta el momento si bien había formado parte de la tanda de rumores habitual, no era de los que sonaban con más fuerza. Quizás esa poca prensa que tuvo su llegada al Club, sumado a posiciones dentro de la misma dirigencia Roja que preferían esperar un poco más por las charlas mantenidas con otros entrenadores, es que la contratación del ex Sabalero haya resultado a la vista de todos apresurada.

Volviendo al punto de partida, y más allá de la animosidad, simpatía o sorpresa que el nombramiento despierte en cada uno, ya es un hecho que el hombre que ayer firmó hasta diciembre de 2011 con Independiente es Antonio Mohamed. Y en vista de eso lo que todos debemos pedir es que le vaya muy bien, que cumpla su contrato y que sea el indicado para sacar a Independiente de la situación en que está, al menos de la cancha para adentro.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

FI dijo... 6 de octubre de 2010, 21:24

No creo que levanten mucho con Mohamed, sinceramente, pero van mis mejores deseos.

Anónimo dijo... 7 de octubre de 2010, 01:24

Sin jugadores no se puede jugar, que la decisión haya sido apresurada no significa que sea mala, de hecho me parece la mejor. Fossati no iba a venir por lo que cobra Mohamed.
Hay demasiados jugadores que ya alcanzaron su techo y es bastante bajo: Godoy, Mancuello, Fredes, por ejemplo y como amar es ver un cisne donde solo hay un ganso, vemos a Villaverde o Trossero donde en realidad está Matheu, Galeano o Velazquez, porque son los "pibes del club" aunque no le aten un cordón a ninguno de los antedichos. Silvera está de vuelta y hace 4 goles x campeonato, Tuzzio idem y juega medio partido, asi las cosas no pidamos milagros.

La Caldera del Diablo dijo... 8 de octubre de 2010, 03:37

GT: uno siempre tiene esa ilusión...

Weimer: coincidimos, excepto por Mancuello, a quien seguimos dándole algo de crédito. El resto, es lo que hay, es poco, y no alcanza. De todas formas, creemos que la forma en que se decidió por Mohamed fue apresurada, y así las cosas no siempre salen bien. Ojalá nos equivoquemos.

Abrazo

Emiliano

Invitame un café en cafecito.app