0

Luego de nueve meses de recuperación, Martín Gómez volvió a jugar al fútbol frente a Defensor Sporting y en pocos minutos mostró que el Rojo recupera una importante carta ofensiva.

Cuando recién pasábamos los 20 minutos del segundo tiempo el Chivo Pavoni mandó llamar a Martín Gómez y la gente se entusiasmó con ese jugador que en poco tiempo supo ganarse al hincha del Rojo a fuerza de pasión y voluntarismo ofensivo, además de un par de buenos partidos.

El delantero mendocino, que lesionado durante la pretemporada veraniega, se perdió todo el Clausura y casi la mitad de lo que va del Apertura. Por eso su regreso significaba casi una incorporación más a un plantel que está urgido de atacantes.


Más videos exclusivos en www.youtube.com/lacalderadeldiablo

En los 25 minutos que tuvo para mostrarse, al Pelado se lo vió ágil y rápido en una cancha mojada que ayudaba a su juego. Aunque le falta ritmo de competencia, supo arreglárselas para ser el único jugador de Independiente que pudo desbordar y enviar un centro atrás en toda la etapa final. Un regreso alentador y esperado.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app