0
Hace falta plata para conformar el equipo y avanzar con el Estadio.

Faltan 77 días para que empiece a escribirse un nuevo capítulo en la historia del fútbol argentino. Más de dos meses para que Daniel Garnero, al frente de la renovada empresa deportiva de Independiente, le de forma a un equipo que logró su clasificación para la Copa Sudamericana pero que sufrirá modificaciones con el correr de los días.

Muchos deben volver y otros se irán. Y, en ese sentido, ni siquiera hay coincidencia entre las informaciones oficiales, por cuanto hace un mes, el secretario del club declaró que “por Ismael Sosa no hay fijada una opción de compra en favor de Argentinos Juniors” y que “Independiente ya fijó un plan de pago por 1.500.000 dólares que ya nos comprometimos ha pagar al club Metalist al que le compramos el pase de Acevedo”; sin embargo, ahora se sabe que Argentinos tiene una opción de 2,5 millones y la continuidad de Acevedo parece descartada.

En ese sentido, Menotti ya dio luz verde para que se inicien gestiones para la compra del pase de Ignacio Piatti, al tiempo que Garnero mostró su beneplácito para que Leandro Gracián pueda quedarse para cumplir la función de enganche que él pretende.

Mientras tanto, Independiente apunta a transferir a algunos de los valores surgidos de las inferiores para hacer frente a las necesidades económicas. Y, en el orden de prioridades se ubican la conformación de un equipo competitivo y terminar las obras en el Estadio que, según el Presidente Comparada, se reiniciarán recién en agosto.

El principal candidato a emigrar es, según la dirigencia, el arquero Adrián Gabbarini, algo que no afectaría los planes futbolísticos por la presencia de Hilario Navarro, del juvenil Diego Rodríguez y el programado regreso de Fabián Assmann. Sin embargo, en las últimas horas trascendió que el interés del fútbol italiano por Gabbarini ya se habría enfriado y por estas horas las chances de su promocionada venta decrecieron.

En cuanto al Estadio, que demandó hasta el momento un gasto de 35 millones de dólares (se desconoce cuánto de esa cifra aún se debe pagar) se anunció que hacen falta cuatro millones más para la siguiente etapa de obras. Lo que está seguro es que el Estadio no va a ser sede de la Copa América del año próximo, como se había anunciado en un momento.

En el plano futbolístico, ya se mencionaron algunos posibles refuerzos: el Papu Gómez, Maxi Velázquez y Nicolás Olmedo (de Godoy Cruz) en caso de que se aleje Acevedo. Mientras que Garnero ya sabe que llegarán de vuelta once apellidos: los mencionados Sosa y Assmann, más Alexis Blanco (de Rafaela), Bocchino y Di Gregorio (de Quilmes), Caracoche (Svo. Italiano), Churín (Platense), Gioda, Moreira, José Moreno y el Pony Oyola.

También tendrá la chance de repatriar al plantel a Lucas Pusineri, aunque en este caso no sería para que ocupara un lugar como titular.

Por otra parte, Lucas Mareque (estudian ofertas), Mariano Herrón y Luciano Vella estarían en la primera fila de posibles bajas.

Diario Popular, lunes 24 de mayo de 2010

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app