0
El Diablo revivió luego de las Pascuas. Cuando la desazón acechaba, se puso otra vez líder y ahora depende de sí mismo. El sábado, si vence a Huracán, habrá asegurado además su clasificación a la Sudamericana.


"Dinámica de lo impensado" llamaba Dante Panzeri al fútbol, que gracias a esa pelotita caprichosa que se desliza por la cancha y hasta puede llegar a recorrer más de 50 metros por los aires para clavarse en un ángulo y hacernos delirar, siempre presenta alternativas que no dejan definir nada de antemano.

Independiente venía de dos duras derrotas ante Gimnasia y San Lorenzo, en apenas cuatro días. Los mismos que les habían alcanzado a Godoy Cruz, Argentinos y Estudiantes para desplazarlo al cuarto lugar de la tabla. Sin embargo, la taba se dio vuelta en el aire y gracias a las caídas de los mendocinos y el empate del Bicho (claro, más la victoria Roja) ahora estamos nuevamente allá arriba junto al Pincha.

Claro que Gallego no gana para sustos y Vella se suma a la larga lista de lesionados. El técnico se la jugó con Piatti, Acevedo y Tuzzio, que por ahora aguanta con un sólo hombro hasta el final del Clausura, porque no le quedaban más cartas, y le salió bien en el Sur. La combinación ofensiva de Gracián junto al gran partido de Mancuello y la claridad de Piatti también fueron argumentos futbolísticos para el muy buen primer tiempo que realizó el Rojo.

Pero Independiente sigue siendo dos equipos en uno porque la rápida salida del Tano (que no podrá enfrentar a Boca, dueño de su pase), más la desaparición casi por completo del resto de los hacedores de fútbol hizo que penáramos casi todo el segundo tiempo, hasta que Núñez pudo sellar el marcador. Encontrar el equilibrio, en las fechas que faltan, no parece tarea fácil para el entrenador.

Lo bueno es que si bien nada está definido, ahora Independiente vuelve a depender de sí mismo, y este "cuadrangular final" será el que determine el campeón. El Rojo deberá medirse con Huracán el próximo sábado en el Ducó, y si vence tendrá ya en el bolsillo la clasificación a la próxima Copa Sudamericana, lo que no es poco. Luego recibirá a Boca, visitará a Argentinos y cerrará como local ante Lanús.

El fixture del resto de los equipos no es sencilla, con el agravante de que Estudiantes, que anoche clasificó para los octavos de final de la Libertadores el 6 y 13 de mayo, es decir, cuando se estén disputando las dos últimas fechas del Clausura.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app