0
Por las lesiones que lo aquejaron en los últimos años, el ex delantero de Independiente debió abandonar el fútbol.

“En los cuatro años que Nico estuvo aquí, acudimos a varios expertos para poder ajustar estos factores lo mejor posible, lamentablemente no fue suficiente para beneficiarlo”, manifestó el médico del Anderlecht, club en el que jugaba hasta su adios a la actividad.

Nicolás Frutos, de tan sólo 28 años, sufre una tendinopatía en el tendón de Aquiles, indicaron. Pero al delantero esto lo afectó en tres lugares de modo tal que no podrá seguir practicando fútbol de alto nivel.

Hoy se encuentra en la Argentina, esperando el nacimiento de su hijo, mientras analiza su futuro. Una de las posibilidades es que regresa a Bélgica para trabajar en las Divisiones Inferiores del Anderlecht.

En Independiente, Nico dejó un gran recuerdo y desde que se fue todos los hinchas soñaron alguna vez que su regreso. Con la camiseta del Rojo jugó 28 partidos y marcó 19 goles. El 11 de septiembre de 2005 tuvo su gran tarde en el recordado clásico con racing en el que marcó tres goles en la goleada por 4 a 0.

Nico nació el 10 de mayo de 1981 en Santa Fe. Empezó su carrera en 2000 jugando para Unión. Dos años después pasó a San Lorenzo y en 2003 fue cedido a Nueva Chicago, donde jugó un sólo partido y pasó a Las Palmas de España. En su vuelta al país en 2004 jugó en Gimnasia de La Plata y en febrero de 2005 llegó al Rojo y en octubre de ese año emigó al Anderlecht, equipo con el que logró cuatro títulos.

Un gran jugador y una excelente persona que ahora deberá recibir el apoyo de todos para que esa alegría que acostumbraba a tener no deje de ser una de sus virtudes más importantes.

Fuente: Caindependiente.com

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app