0
La Selección perdió ante Paraguay su tercer partido consecutivo y jugó incluso peor que ante Brasil. La victoria de Ecuador deja al equipo de Maradona quinto en la clasificación, y por ahora va al repechaje.

Messi: ni aparece ni lo ayudan

A esta altura ya es muy preocupante lo de la Argentina. No ya porque no juega bien (no lo hizo en ningún encuentro desde que comenzaron las Eliminatorias hace más de dos años) sino porque ahora está quedándose casi afuera del Mundial, con un sombrío panorama por delante y -por el momento- pendiente de jugar el repechaje contra un equipo de Centroamérica.

Maradona parece quemar las naves de un plantel que no le ofrece respuestas, al que le falta trabajo colectivo, que nunca termina de conformarse como equipo y que ni siquiera consigue consolidar nombres, esquemas o referentes.

Palermo y Schiavi, dos veteranos que se metieron por la ventana, terminaron gestando en el cuarto minuto de descuento la única jugada más o menos clara que tuvo la Selección en todo el partido. Eso sólo debería servir para darse cuenta de en qué nivel está jugando este equipo cuyas figuras sólo rinden en el marketing.

Mascherano, nuevamente por empuje y algo de vergüenza, puede destacarse entre tanta mediocridad.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app