0
El árbitro Javier Collado admitió en una revista cordobesa que se enteró tras un partido que un asistente suyo había sido sobornado. Además, dijo haberse sentido soprendido por la actitud de los jugadores del Rojo en el 1-4 ante Gimnasia de Jujuy que determinó la ida de Pepé Santoro...

Collado ayer, dirigiendo Newell's-Argentinos

Aunque para Javier Collado "es un tema tabú entre los árbitros", el soborno existe y acaba de mencionar al menos una ocasión en la que llegó a enterarse de que uno de sus jueces de línea había recibido dinero a cambio de condicionar el resultado de un partido.

"Me terminé enterando después (de) que un partido había sido arreglado. Lo más lamentable es que fue alguien de mi entorno, un asistente. Pero a mí nadie me dijo 'Collado, hay tanto para que ganes'. Yo creí que no pasaba pero lamentablemente pasó y me golpeó", dijo Collado en la edición de agosto de la revista cordobesa Deporte Total, reproducida hoy por varias agencias y diarios.

Además, el árbitro confesó haber notado más de una vez casos en que los futbolistas "van para atrás". Cuando se le consultó si alguna vez advirtió que algún partido haya sido arreglado por los jugadores, el árbitro señaló: "No porque hayan arreglado el resultado. Me sorprendió la actitud de algunos jugadores para con su técnico. Esa frase típica 'estos tipos le fueron para atrás al técnico para que se vaya' me pasó. Generalmente, cuando entran para el segundo tiempo perdiendo un partido, hacen entradas en calor o pelotean al arquero. Y esa vez estaban todos paraditos como jugadores de metegol".

Santoro, en Jujuy, vive la goleada en contra del Rojo

¿De qué equipos hablaba? "El Colón de Falcioni, en un partido con Nueva Chicago, y en un Independiente-Gimnasia de Jujuy, cuando el técnico era Pepé Santoro". Se trata del partido jugado el 13 de marzo de este año, cuando el Rojo cayó por 4 a 1 en Jujuy (gol de Montenegro).

Luego del encuentro Pepé decía: "Me sorprendió Independiente porque no estuvimos a la altura de lo que estuvimos el otro día (victoria 2-0 a Boca). No es el mejor momento pero estoy bien." Esa semana, pese al apoyo que le aseguraba el Rolfi de todo el plantel y los dirigentes, Santoro decidió su renuncia pase lo que pase. "La decisión ya la tengo tomada" y "es muy difícil trabajar así", señalaba Pepé. Y tenía razón porque la fecha siguiente Independiente goleó 4 a 1 a Newell's y el técnico se fue ovacionado. Pero se fue diciendo "esto era lo mejor".

Del equipo que jugó en Jujuy sobreviven Ricardo Moreira, Eduardo Tuzzio, Lucas Mareque, Lucas Pusineri, Federico Mancuello y Leonel Núñez. Quizás alguno pueda salir a desmentir la opinión de Collado, quien posiblemente sea citado por la AFA.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app