0
El equipo de Sevilla, donde juega Mariano Pavone, descendió a la Segunda división española. El Rojo todavía pretende al ex delantero de Estudiantes, y quizás con la caída del Betis las chances se acerquen. Se salvó el Getafe de Ustari, que fue titular.

El Betis era el único que dependía de sí mismo entre los que peleaban por no descender en la última fecha de la Liga española, pero sólo consiguió empatar ante el Valladolid (1-1) y terminó descendiendo.

En el conjunto verdiblanco se desempeña Mariano Pavone, que ayer estuvo en el banco de suplentes y jugó los últimos 15 minutos. Largamente pretendido por el Rojo a principios de año, los rumores de la vuelta a la carga para la próxima temporada comenzaron hace unas semanas. Quizás este descenso acerque las negociaciones entre ambos clubes.


Se salvó el Getafe
Otro de los equipos que llegaba comprometido a la última jornada en España era el Getafe de Oscar Ustari, que igualó en Santander 1 a 1 con racing y también evitó la caída gracias al empate del Betis.

Oski, que fue titular, había señalado en la previa que para él era "un partido muy especial porque no me gustaría estar en segunda, creo que la afición no se merece tampoco eso porque más allá de donde venís a nadie le gustaría ir a segunda".

Ustari había vuelto a atajar a principios de abril ante el Valencia, luego de más de 200 días de su lesión en los Juegos Olímpicos. Al respecto, el ex arquero de Independiente dijo sentirse "muy bien, no me ha quedado nada después de la grave lesión de rodilla, creo que hicieron un trabajo excelente conmigo, y como dije ya en una ocasión tengo que agradecer al club por dejarme recuperar con la persona que más confianza tengo. Esto son los frutos de tanto esfuerzo, después de mirar un partido de fútbol desde casa, y no desde el campo. Contento porque quedé bien".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app