0
En el último minuto Independiente le hizo dos goles y venció 3 a 1 a Río Branco de Uruguay, aunque no le alcanzó para clasificarse a semifinales.

En el último suspiro, con lo poco que le quedaba de resto físico, Independiente pudo ganarle 3 a 1 a Río Branco y consiguió los dos goles de diferencia para eliminar a los uruguayos y depender de una goleada del Malwee por siete goles que nunca llegó. Los braileños le ganaron "sólo" 5 a 0 al Pablo Rojas de Paraguay, que pasó a semifinales.

Vamos a empezar por el final. Fue heroico lo del Rojo, pero tuvo la virtud de no bajar nunca los brazos, a un minuto diez segundos del final puso el 2 a 1 Maximiliano Poggio, posteriormente a la expulsión infantil de Mauricio Rivero, de Río Branco. En ese minuto final pasó de todo. Lo tuvo Quetgla y después Souto en superioridad numérica pero ambos la terminaron mal, ante la impaciencia del banco argentino.

Río Branco cometió el error, además de la expulsión, de ir a buscar el empate y lo pagó caro, aunque Baltazar se perdió dos oportunidades. A treinta segundos del final, la pelota le quedó a Souto con los uruguayos mal parados y el 10 del Rojo definió ante la salida de Junior. Fue el premio a la insistencia, a no rendirse nunca, aunque Independiente deberá mejorar, eso ahora no le importa a nadie.

Souto festeja su gol

En la primera etapa, Río Branco jugaba en ataque con su arquero Junior adelantado pero Independiente lo pudo neutralizar bien. A los siete minutos avisó el Rojo, Patricio Loureiro quedó mano a mano con el arquero y definió al palo. Los argentinos de a poco se fueron animando sin desesperarse, comandados por el capitán Federico D’Otolo, los de Avellaneda se pusieron en ventaja tras un enganche de Souto, el cabezazo de Quetgla que culminó Antognoni dentro del área.

El partido siguió parejo con Independiente dominando la pelota y los uruguayos lastimando de contra. A poco del final de la etapa salió el brasileño Teteu lesionado.

En el complemento arrancaron mejor los uruguayos, que empataron el partido con gol del Mincho Hernández. Ese fue el mejor momento uruguayo que tuvo posibilidades de sacar ventaja. Una vez que les pasó el tiempo, Independiente aprovechó su final, que hasta ese momento lo dejaba soñar con clasificar a las semifinales.

INDEPENDIENTE: Loreto; D’Otolo, Poggio (A), Hiza y Loureiro. Ingresaron: Antognoni, Giles, Zullo (A), Quetgla y Souto. Suplentes: Garbarino e Izzo. DT: Quique Ocampo.

Goles: PT 13' Antognoni (I); ST 3' Minhoca (RB), 19' Poggio (I) y 20' Souto (I).
Arbitro principal: Sandro Brechane (Brasil). Cancha: Arena Jaraguá (Brasil).

Fuente: Pasión Futsal.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app