2

Independiente mostró otra actitud y derrotó a Huracán por 2 a 1. El Rolfi Montenegro, contra el equipo de sus amores, fue la figura del Rojo de Gallego, que con más fuerza que fútbol dio vuelta el partido em pocos minutos, jugó un buen primer tiempo y aguantó sobre el final.

No fue un gran lucimiento el de Independiente de esta tarde noche haciendo de local en el estadio del Globo, pero por la situación que se vive en el Club el triunfo fue celebrado como si se tratara de mucho más que tres puntos.

El equipo de Cappa comenzó ganando a los 9 minutos gracias a un eror defensivo del Rojo, algo que el Tolo deberá seguir revisando. Sin embargo, el Rojo mostró otra intención y Mancuello, apenas un minuto más tarde, supo aprovechar otra equivocación, esta vez de Bolatti en el fondo del Globo, para clavar un zurdazo arriba al ángulo.

Sólo pasaron unos pocos minutos para que Machín, tras recibir un pase atrás de Núñez, envíe un centro preciso y Montenegro, en el área chica, ponga el 2 a 1 que sería definitivo.

Lo que vino después fue un muy buen primer tiempo de Independiente, con llegadas y fútbol, gracias a las combinaciones entre Mancuello y el Rolfi, pero no pudo concretar.

Eduardo Domínguez, que debió irse expulsado en el primer tiempo, lo fue en el segundo. No fue el único error de Toia: en el primer tiempo no cobró un claro penal cuando el arquero de Huracán terminó bajando a Mazzola en el área.

El reaparecido Gastón Machín fue, junto con el Rolfi Montenegro, de lo mejor del equipo del Tolo, que sobre el final del partido lo aguantó como pudo, y con más garra que fútbol terminó llevándose una victoria que traerá aire.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 13 de abril de 2009, 15:08

¿Vendería a Robben por 30 millones de euros?
http://www.defensacentral.com/intranet/debateampliado-389

Muy fuerte!!

Invitame un café en cafecito.app