2
Lo votó la Legislatura porteña. Será del 2,5% de lo que se declare en AFA, y lo pagarán sólo los clubes de Primera A de la Capital. Cuando estaba al frente de Boca Macri se opuso siempre. Esta vez tuvo que negociar para lograr que le aprueben el Presupuesto 2009.


Hace unos días publicábamos un artículo de Juan Pablo Varsky (click acá para leerlo) en donde, entre otras cosas, señalaba algunas maniobras fraudulentas en los pases de los jugadores, hechas para evadir impuestos, jurisdicciones y demás meandros legales que de todas formas no siempre son claros.

"La AFA debería cumplir la función de contralor, pero no ha protestado ante este tipo de maniobras", señala Varsky en La Nación, refiriéndose a las "triangulaciones" que muchas veces realizan los clubes -intermediarios y empresarios mediante- al momento de sellar el traspaso de un jugador.

En una de las últimas sesiones de 2008, durante la noche del 23 y la madrugada del 24 de diciembre, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se votó el Presupuesto 2009. Allí, producto de las negociaciones que tuvo que hacer el macrismo para conseguir los votos necesarios para su aprobación, se incorporó un gravamen a las transferencias de los futbolistas de los clubes porteños de Primera A.

La medida, surgida del bloque ibarrista (donde milita el Diputado Raúl Puy, partícipe del acto del 4 de agosto) ya había sido presentada por Aníbal Ibarra, cuando era Jefe de Gobierno. Sin embargo, nunca había conseguido ser aprobada debido justamente a la oposición del actual mandatario porteño, Mauricio Macri, que era presidente de Boca.

Se trata de un "sello a las transferencias de futbolistas" del 2,5% de lo que se registre como monto de la venta del jugador en la AFA. Claro que por tratarse de la Legislatura porteña, sólo lo pagarían los clubes de la Ciudad que juegan en la A, que hoy son seis: Boca, River, San Lorenzo, Huracán, Vélez y Argentinos.

Actualmente en los pases se paga un 24,5% de impuestos (2% es para la AFA, 15% para el jugador, 0,5% para Futbolistas Argentinos Agremiados y un 7% para la AFIP). Claro que no sólo debería tratarse de un impuesto de alcance nacional, sino que además es necesario que se pongan en observación las famosas triangulaciones, ya que a través de ellas el fisco estaría perdiendo, según Varsky, "hasta una cuarta parte del movimiento total de transferencias y se mide en decenas de millones de pesos".

"El año pasado -continúa el periodista- se formalizó la creación del registro de venta de jugadores, a través de la resolución 2182, publicada en el Boletín Oficial. La norma obliga a todos los intervinientes a informar sobre las operaciones realizadas desde marzo de 2006. No alcanza. No todos la cumplen y aún hay mucha información oculta."

Hecha la ley...
Claro, lo primero que se verá es que no siempre la cifra declarada en AFA es la real, y como el impuesto grava el contrato, por más que la transferencia sea entre dos clubes de la Capital, si está realizada, por ejemplo, en una escribanía de provincia, ya dejarían de pagar el impuesto. De ahí la necesidad de que esta medida sea de alcance nacional.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 4 de enero de 2009, 17:12

Creo que es lo justo. Así, habrá más control y cuidado en estos temas.

un abrazo.

La Caldera del Diablo dijo... 4 de enero de 2009, 23:46

Coincido, pero hay que mirar también las salvedades de que sólo es en capital, y debería ser ley nacional.
Saludos

Emiliano

Invitame un café en cafecito.app