0
Independiente encaró desde ayer una gira por Estados Unidos y Canadá que le reportará solo dinero, y quizás no tanto como el que se supone debería recibir. Borghi, que ni viajó, le restó importancia y aseguró que la pretemporada recién empezará al regreso.


Para una pretemporada, el tiempo de preparación de Independiente será menor al de los demás. Para colmo, el Rojo tiene un arranque de campeonato complicado, visitando a Vélez en Liniers, jugando el clásico con racing en la tercera fecha, y en el medio el choque frente a Estudiantes por Copa Sudamericana.

Mientras, realiza una gira por el norte del continente, de la cual le quedarán según se ha publicado unos 250.000 dólares. Claudio Borghi no viajó con el plantel, y tampoco lo han hecho algunos jugadores como Daniel Montenegro o Freddy Grisales, a quienes se preserva en Buenos Aires.

El dinero es difícil de señalar, y parece poco con los dos millones y medio que embolsará Boca en una serie de encuentros en los Estados Unidos y Europa, pero claro, enfrentará a rivales de mayor jerarquía y es el último campeón de todo lo que se jugó a nivel internacional. De todas maneras, la comparación podría hacerse fijando objetivos más concretos para el Rojo: clasificar a la segunda fase de la Sudamericana deja en las arcas del club 380.000 dólares.

Borghi ha mostrado algo de fastidio y despreocupación frente a estos juegos que ni le parecen partidos en serio ni de preparación para lo que Independiente deberá jugar en el segundo semestre del año. Podría pensarse para qué se fue, entonces. Como no todo es dinero en la vida, quizás el viaje tenga su beneficio en lo que Comparada siempre señala como "el posicionamiento internacional del club" y de la "marca Independiente".

Visto desde ese lado, es positivo si se juega en serio y la imagen que termina dejando el equipo es buena para el común de la gente, los espectadores y los dirigentes de otras latitudes. Si el partido se juega como el de Columbus ante 5000 espectadores y ni siquiera se televisa o transmite por radio en la misma ciudad donde está el anfitrión, entonces vamos fritos.

Desde ya, ni hace falta mencionar que acá el partido no se vio ni en figuritas, sólo se pudo leer en la prensa especializada norteamericana que la derrota del Rojo se produjo ante un equipo mixto de suplentes y juveniles, contra un equipo en la mitad de la temporada frente a compromisos importantes.

Veremos qué depara lo que queda de este tour, cuando el Rojo visite a Atlanta Silverbacks, un equipo que ni siquiera es de la MLS, la liga principal de los Estados Unidos, y cierre en Canadá frente al Toronto FC. Lo invitamos, además, a votar en la encuesta y dar su opinión dejando un comentario.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app