0
La última editorial, luego de la derrota ante Lanús y el mal juego exhibido por el equipo en el comienzo del Clausura, la titulábamos "Preguntas". Esta vez, una semana más tarde, no sabemos si hemos encontrado las respuestas, por eso aún dudamos, pero sin dudas ganarle a Tigre fue lo mejor en mucho tiempo.

Machín festeja su gol ante Tigre; el sábado volverá a ser titular.


Dicen que "goles son amores" y el Rojo curó sus pálidas con cuatro. Que el resultado fue mentiroso, puede ser. Que Tigre tuvo muchas chances y mereció un poco más, es cierto también. Pero ¿cuántas veces sucede al revés y nos vamos con las manos vacías? Disfrutamos del triunfo, pero no somos ciegos tampoco.

Es obvio que hay que ganar siempre, ningún técnico, hincha o jugador en el mundo piensa "contra el próximo rival se puede perder". Por eso la presión existe siempre y se debe afrontar como tal, para poder sobrellevarla. Rosario Central será sin dudas un punto fuerte. El Canalla necesita puntos porque su situación con el descenso es cada día más complicada. De local intentará hacerse fuerte, como en el debut ante Boca.

El Rojo debe salir a jugar sin temores, confiado en su nuevo juego, con el fútbol en los pies de Montenegro y Grisales y el regreso al mediocampo de Mariano Herrón para aportar solidez a la tarea defensiva. Arriba, es una pena que Denis haya sufrido contra Tigre la única expulsión de su carrera. El debate entre el juvenil Churín o Vitti enfrentando a su ex club será la duda de Troglio.
Nuestras preguntas empezarán a tener respuestas a medida que avancen los partidos. Optimismo tenemos, ganas no nos faltan, una victoria en Rosario sería un gran paso. Goles han sido, son y serán amores.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app