0
Troglio señaló ayer, con la vuelta al trabajo de Independiente, que está de buen humor y feliz de estar en la punta con un club grande como el Rojo, obligado siempre a pelear arriba, con dos jugadores de campo en la selección nacional, y el goleador del torneo. Mensaje claro para los jugadores, los hinchas y los rivales: no estamos muertos, y vamos a dar pelea.

Bochini aseguró que ahora, con los clásicos que se vienen, son partidos para "sacar chapa de campeón, convencerse y apurar el paso en el envión final".


¿Los rivales? Lanús, que de los seis que quedan juega cuatro de local, y sólo debe ir a Rosario y la Bombonera parece tener el fixture más accesible. En Boca parece que vuelven épocas de plumas y brillantinas, el cabaret a la orden del día. River quiere ilusionarse con dar pelea, luego de su victoria en el clásico. Entre medio juega la Sudamericana y Passarella sus últimos boletos. Si hasta Caruso Lombardi dijo que ganando un par de partidos se prendía Newell's, que hasta hace poco era candidato al descenso y ahora se anota arriba...

Está claro que cualquiera puede perder con cualquiera, y todavía siguen las discusiones sobre si el campeonato es mediocre o espectacular por esto mismo. Lo triste, para nosotros, es que si Independiente ganaba en Rosario se callaban todos, mirábamos al granate a cuatro puntos y a los bosteros a cinco. No pasó, y de eso habla Troglio. Estamos a uno de Lanús y a dos de Boca. Hicimos desde hace un par de fechas todo lo posible porque nos alcancen, y sin embaro ahí estamos punteros solos.

Es difícil lo que viene, muy complicado el camino de partidos de las últimas jornadas, un campo minado en donde un paso en falso pareciera ser el fin de la ilusión. Y sin embargo, ahí estamos ilusionados todavía porque justamente son los partidos que se les pide ganar a un equipo que quiere ser campeón.

Creemos que este receso es positivo para el Rojo porque permite descansar los músculos y la mente. Porque la atención de los medios se va un poco a si Riquelme tiene que ser enganche, quién debe acompañar a Messi en el ataque o cuál será el 2 que reemplace a Roberto Ayala.

Esperemos que, cuando la pelota comience a rodar nuevamente en el fin de semana del día de la madre, Independiente consiga tres puntos que hagan a los demás seguir mirándonos desde abajo. Se puede, se debe.



Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app