2
La noticia ya fue dada, lo del mundial en el 2014, todo bien con Brasil, ojalá podamos jugar "el fútbol que le gusta a la gente". Mientras tanto, en La Caldera del Diablo, y para ir mufándolos de a poco a los muchachos de la verdeamarela, les recordamos la historia del Maracanazo, y les recomendamos que se cuiden, no vaya a ser que les pase de nuevo...


La historia de la hazaña charrúa fue más o menos así, a pesar de que, luego de la espectacular campaña brasilera los propios dirigentes uruguayos le pidieran a sus jugadores que traten de perder por poco para evitar el papelón. Ahí nace la leyenda del "Negro Jefe" al que le canta Jaime Roos: Obdulio Varela reunió a sus compañeros y les dijo: "No piensen en toda esa gente, no miren para arriba, el partido se juega abajo y si ganamos no va a pasar nada... nunca pasó nada". El famoso "los de afuera son de palo".

El partido se jugó el 16 de junio de 1950 en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro, construido especialmente para el evento, con una capacidad real de 184.000 espectadores, aunque ese día cuentan que hubo exactamente 203.849.



El Estadio Maracaná, repleto

El primer tiempo el partido terminó sin goles. En el segundo, a los pocos minutos Jair habilita a Friaca, que cruza la pelota magistralmente para convertir el gol brasileño. Estalló la pirotecnia, el ritmo de zamba y los gritos de gol eran lo único que se escuchaba en el país.

Luego de la arenga del gran Obdulio, Gigghia gambetea en córner y se la da al Pepe Schiaffino, quien iguala la contienda con un potente remate. Por la forma de juego del momento, el empate igual coronaba campeón a Brasil, que tenía a su favor una diferencia de puntos y goles.



Video: Resumen del partido

Sin embargo, Uruguay fue por más ante un desconcertado Brasil y fue entonces cuando Alcides Edgardo Gigghia le gana en carrera al defensor carioca Bigode, amaga tirar un centro y cuando Moacyr Barbosa da el paso al frente coloca la pelota entre el arquero y el primer palo con un tiro corto y seco. Así le otorgaba el segundo campeonato mundial a Uruguay, que terminó ganando 2 a 1.

Gigghia ya conectó el segundo gol uruguayo.

La desazón fue total, y tal es así que a pesar de haber conseguido una gran cantidad de títulos desde aquel entonces, en Brasil aún se acuerdan del Maracanazo como una espina clavada que quizás intenten sacarse dentro de 7 años.

Al finalizar aquél partido histórico, Jules Rimet le dio la copa que llevaba su nombre al capitán vencedor, que resultó luego Obdulio Varela. Años más tarde, recordando ese momento de desconcierto, don Jules dijo: “...Todo estaba previsto, excepto el triunfo de Uruguay. Al término del partido yo debía entregar la copa al capitán del equipo campeón. Una vistosa guardia de honor se formaría desde el túnel hasta el centro del campo de juego, donde estaría esperándome el capitán del equipo vencedor (naturalmente Brasil). Preparé mi discurso y me fui a los vestuarios pocos minutos antes de finalizar el partido (estaban empatando 1 a 1 y el empate clasificaba campeón al equipo local). Pero cuando caminaba por los pasillos se interrumpió el griterío infernal. A la salida del túnel, un silencio desolador dominaba el estadio. Ni guardia de honor, ni himno nacional, ni discurso, ni entrega solemne. Me encontré solo, con la copa en mis brazos y sin saber qué hacer. En el tumulto terminé por descubrir al capitán uruguayo, Obdulio Varela, y casi a escondidas le entregué la estatuilla de oro, estrechándole la mano y me retiré sin poder decirle una sola palabra de felicitación para su equipo... ”.

Jules Rimet entrega la copa a Obdulio Varela

Así que ya sabés, suerte, mucha pero mucha suerte para el 2014, Brasil.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 31 de octubre de 2007 a las 13:40

zarpado blog te madaste emiliano eh
jaja
lastima que no compartimos cuadro =P

un abrazo profe
nos vemos


Le'Betou

Anónimo dijo... 6 de julio de 2008 a las 04:12

Bueno antes q nada muy bueno todo lo q respecta lacalderadeldiablo.
Soy manya y admirador de instituciones coperas ganadoras del estirpe de independiente ademas de amigos personales de la otra orilla. Yo creo q el cuco de brasil es uruguay, y el cuco de uruguay es argentina, y el cuco de argentina es brasil. Contodorespeto no?? no me maten!!

codegino@hotmail.com

Saludos