0
El futbolista recordó su paso por el Rojo y el campeonato del 2002. Además, habló de cómo superó el cáncer: "Fue un renacer en mi vida".


"Ser jugador de fútbol es lo más maravilloso que me pasó en la vida. Disfruté de los aplausos de un estadio. Yo me sentía el gladiador de la película. No hay plata que pueda pagar la ovación de la gente", dijo Federico Domínguez.

En diálogo con Ataque futbolero, por FM 94.7, el futbolista recordó su paso por el Rojo y el título logrado en 2002: "Hubo un cambio rotundo en mi carrera cuando me fui a Independiente. Salí de mi zona de confort y pude coronarme en un club grande como Independiente, con un equipo que jugaba verdaderamente bien".

Por último, Domínguez también hizo referencia a su recuperación: "Desde que superé el cáncer de colon, no soy el mismo de antes. Es un antes y un después, fue un renacer en mi vida".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app