0
Los dirigentes quedaron encantados con el proyecto de Forlán y quieren que sea mucho más que un manager: desean que se convierta en una especie de CEO del club. 


Se sorprendieron. Y quedaron encantados. Luego de una charla que duró más de cinco horas, los dirigentes de Independiente terminaron convencidos de que no pueden dejar pasar la oportunidad de contratar de Diego Forlán. El ex delantero los encandiló con su léxico, sus propuestas y su nutrida agenda de contactos. Los sedujo de tal forma que ya no sólo lo quieren contratar para que encabece una secretaría técnica, sino que ahora consideran que tiene la capacidad indispensable para delegar en él muchas más responsabilidades de las que pensaban endilgarle en un principio. Advierten que puede ser una especie de CEO que se encargue de fijar pautas en el plano futbolístico y también en otros ámbitos. “Quiero que Independiente sea el mejor club del país”, les dijo Cachavacha a los directivos. Se trató de una frase que lo resumió todo.

El vicepresidente del club, Pablo Moyano, y el secretario general, Héctor Maldonado, se reunieron con Forlán en su casa de Carrasco. La conversación fue mucho más extensa de lo que estaba previsto. El uruguayo dejó alborozados a los dirigentes. No sólo está al tanto de la actualidad del equipo. Su mirada no es superficial, sino que demostró que conoce en profundidad al plantel. Forlán, quien debutó en la Primera del Rojo en 1998 y se marchó en 2001 tras convertir 41 goles en 90 partidos, nunca perdió sus lazos con el club del que surgió. Y siempre siguió con atención al equipo a pesar de que nunca se le presentó la oportunidad concreta de regresar.

Todavía faltan algunas reuniones para que se concrete su incorporación. Aún no se habló de la cuestión económica, lo que no es un tema menor. De hecho, la semana que viene volverán a juntarse para empezar a conversar sobre el tema más incómodo: los números.

¿Cuáles son los pilares del proyecto del charrúa? Forlán considera que es indispensable reposicionar la marca Independiente en el plano internacional. racing lo ha superado en ese aspecto en los últimos tiempos. A través de sus contactos, propuso realizar campañas de marketing para captar algunos mercados en los que considera que se puede cosechar mucho dinero. Además de mirar hacia Europa, donde supo jugar en Manchester United, Villarreal y Atlético Madrid, el uruguayo de 40 años apuntará a aceitar una relación comercial con dos países de Asia: China y la India. Se trata de mercados que aún no han sido muy explotados por los clubes del fútbol argentino y que tienen mucho para ofrecer, ya que la población entre ambos es de 2.725 millones de habitantes. Forlán aseguró que tiene las herramientas para tender puentes y lograr que Independiente logre trascender las fronteras de la Argentina.

El grado de compromiso que mostró Forlán es tal que se mostró predispuesto a mudarse a Buenos Aires para estar en el día a día del club. Sabe que la responsabilidad es enorme y no es adepto a manejar todo a control remoto. Es más: su deseo es ir a ver todas las semanas a las Inferiores para promover juveniles. Embajador de Unicef, el uruguayo suele viajar muy seguido a Europa y en Avellaneda consideran que eso es un aspecto positivo para forjar un vínculo con clubes, empresarios y futbolistas de ese continente.

Forlán sugirió nombres para dirigir a Independiente: el uruguayo Diego Alonso y Eduardo Domínguez son sus candidatos. Si se concreta su arribo, los directivos le concederán la tarea de hacerse cargo de llevar adelante las negociaciones en los mercados. Consideran que su figura puede ser clave para seducir futbolistas con recorrido internacional.

El charrúa convenció a la Comisión Directiva mucho más que Montenegro, con quien mantuvieron seis reuniones y no hubo acuerdo. ¿Será la cara del club? Es el gran deseo de Moyano.

Favio Verona
Diario Olé

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app