0
El volante dijo que los jugadores "somos culpables en parte de este momento" y admitió que buscan revertirlo. "En la Sudamericana nos jugamos mucho", admitió.

"En los papeles, este equipo podría haber logrado muchas más cosas pero esto es fútbol y cualquiera puede ganarte. Tenemos un sabor amargo pero quedan la Sudamericana y la Copa Argentina", dijo Pablo Hernández en rueda de prensa este mediodía.

El volante tucumano nacionalizado chileno reconoció que "nunca me tocó estar tanto tiempo parado esperando un partido. Es difícil no tener minutos para nosotros".

Pensando en lo que viene, Hernández aseguró: "En la Sudamericana nos jugamos mucho. Para muchos jugadores es una prueba de cara al parate de julio en donde algunos deberán tomar decisiones sobre su futuro. Además, el escudo que llevamos en el pecho te exige a ser protagonista de una copa internacional"

Consultado sobre su función dentro del equipo y lo que le pide el técnico Ariel Holan, admitió: "He cambiado de posición según el rival, eso lo decide el entrenador. Me siento más cómodo en el medio pero no me cambia mucho jugar más adelante, son algunos metros".

"No fue el mejor semestre porque no encontramos regularidad. Por momentos fuimos superiores al rival y por otros no. Lo de la Copa de la Superliga fue un tropiezo, perdimos una linda oportunidad para entrar a la Libertadores", sintetizó a modo de balance.

"Nosotros somos los que tenemos que respaldar al entrenador en la cancha, somos culpables en parte de este momento y lógicamente queremos revertirlo. Ojalá pueda seguir Holan, puso bien arriba a Independiente", dijo sobre la continuidad del técnico.

Por último, y consultado sobre qué preferencias tenía para el sorteo de la próxima fase de la Sudamericana, Hernández manifestó: "Me gustaría que no nos toque un viaje largo en la Copa, hay que esperar la sorteo del lunes".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app