0
Duro partido en Tucumán para Independiente, que estando dos veces en desventaja había llegado al empate, se quedó con uno menos y perdió sobre el final con dos goles seguidos, 4 a 2. Gigliotti y Gaibor, de penal, los goles del Rojo.


El encuentro comenzó con todo para Independiente, que antes del minuto de juego generaba una acción de peligro en los pies de Meza. Sin embargo, los tucumanos comenzaron a dominar el partido y llegaron a ponerse arriba muy pronto, cuando Aliendro conectó un corner y anotó el 1 a 0.

De a poco el Rojo trató de hacerse con el balón, avanzaba por los laterales y a los ponchazos, y fue Maxi Meza quien nuevamente quedó frente a Luchetti, el arquero lo bajó y Loustau pitó penal. Fernando Gaibor se hizo cargo del remate y esta vez sí, fue gol para el Rojo desde los 12 pasos. No obstante, Aliendro logró poner en ventaja al local nuevamente a poco de terminar la primera parte.

Ariel Holan movió el banco en el vestuario e hizo ingresar a Pablo Hernández. El tucumano, en su tierra, duró sólo 10 minutos, y condicionó todo lo que quedaba del partido, cuando el Rojo había llegado a empatarlo tras un exquisito pase de Gaibor y una definición hermosa de Gigliotti.

Esperaba de contra el Rojo, aguantaba para salir de atrás con uno menos, y por poco llega a ganarlo. Pero un error infantil de Figal marcando a Rodríguez, le cometió penal y fue la Pulga quien marcó el tercero. Pero aún habría mas porque en la desesperación fue Campaña a cabecerar sobre la hora y llegó el 4 a 2 definitivo en la contra para el Decano, que se quedó con el triunfo en el José Fierro.

Emiliano Penelas


Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app