0
Independiente se trae un valioso empate de Bogotá y ahora peleará la clasificación a octavos en Avellaneda. Gigliotti, el gol del Rojo.


En la altura de Bogotá, Independiente jugó por momentos de igual a igual y hasta mereció traerse la victoria de El Campín. Tuvo un primer tiempo sin sobresarltos, pero dejando jugar al rival, que no tuvo ideas más allá de tener la posesión de la pelota.

En el segundo tiempo, el Rojo se acomodaba mejor que Millonarios pero un descuido en un minuto dejó al local en ventaja, tras el penal que le cobran tras una mano de Amorebieta, y parecían quebrarse los esquemas de Holan.

No obstante, el Rojo jugó mejor los minutos que quedaron, y con un enorme pase de Braian Romero, Gigliotti corrió desde mitad de cancha para llegar con pelota dominada, eludir a un defensor y definir fuerte y cruzado para un golazo. El propio Gigliotti pudo liquidarlo luego, cuando ya merecía la victoria Independiente.

El empate se festejó como un triunfo, porque sirve, porque deja con chances intactas al Rojo, que ahora deberá definir la clasificación sin esperar más resultados que el propio, ante Deportivo Lara en Avellaneda.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app