0
El 4 de marzo de 1928, ante Peñarol, Independiente inauguraba el primer estadio de cemento de Sudamérica: la Visera eterna.



Luego de peregrinar por diferentes predios y distintas canchas, el domingo 4 de marzo de 1928 Independiente abría por primera vez su nueva casa, la Doble Visera, construida íntegramente de cemento. Ante más de 35.000 personas, igualaba 2 a 2 ante Peñarol de Montevideo, invitado de honor para el evento.



Fue el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Valentín Vergara, quien dio el puntapié inicial en esa jornada. Y Raimundo "Mumo" Orsi quien se llevaría los laureles como el primero en marcar un gol, tras una jugada construida entre Lalín y Seoane (máximo goleador del amateurismo).

En 1932, se invirtió la posición de la cancha (tal como está ahora). En 1960, se remodeló y se construyó la visera oeste. En 1971, se erigió la tribuna Alta Cordero, que en 1994 pasó a ser platea. Y el 8 de diciembre de 2006, se jugó el último partido antes de la demolición de tres de sus cuatro tribunas para dar paso al nuevo escenario.



En el profesionalismo se jugaron allí 1327 partidos, con 723 triunfos y 253 derrotas. Además, hubo 102 juegos internacionales (66 G - 25 E - 11 P). Entre 1934 y 1936 (22 meses), mantuvo allí un invicto de 31 partidos (con 18 victorias). Allí se vio su máxima goleada (10-2 a Central en 1948) y dio, ni más ni menos, 11 vueltas olímpicas (siete locales y cuatro de Copa).

Aquí, el último gol anotado por Federico González.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app