0
El volante de Independiente fue capitán, corrió, metió, jugó, marcó un golazo, hizo la mitad del otro y hasta se animó con meter uno olímpico. Encendido, es uno de los goleadores del campeonato y lleva seis al hilo. 

Confianza plena. Eso se sintió cuando Mancuello intentó en cuatro corner consecutivos tirarlo olímpico, y por poco lo consigue. Está un momento incomparable, sin dudas el mejor de su carrera,  es uno de los pilares de Independiente, que hoy además vistió merecidamente la cinta de capitán.

Además, el volante volvió a convertir, abriendo el partido cuando Independiente hacía méritos para ponerse en ventaja pero no lograba destrabar el cerco que ponía Central en la defensa. Y así se subió junto a Teo Gutiérrez en la cima de la tabla de goleadores, cuando marcó su sexto tanto en igual cantidad de partidos consecutivos, alcanzando la marca de Javier Mazzoni en torneos cortos y poniéndose detrás un goleador como Germán Denis, que sumó nueve tantos en siete juegos seguidos.

Como si todo eso fuera poco, armó toda la jugada que terminó en el segundo gol del Rojo, cediendo generosamente la definición para Jesús Méndez. Todo el estadio coreó para él la Selección, Martino ya había dicho que le gustaría tenerlo y Mancuello mostró una vez más que su corazón es todo Rojo.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app