0
Sufriendo, como no podía ser de otra manera, Independiente derrotó por 2 a 1 a Douglas Haig y sigue soñando con el ascenso. Insua y Penco los goles del Rojo, que lo dio vuelta.

Jugaba muy mal y perdía, no solo el partido sino toda chance y expectativa de ascender. Y de pronto, el milagro que de vez en cuando llamamos mística se acordó de que Independiente la llevaba en algún lugar cerca del escudo, y dio vuelta un partido clave para poder volver a soñar con el ascenso, cuando faltan tres fechas

Etevenaux, de penal, había puesto en ventaja al local, pero a los los 17 y 23 minutos del segundo tiempo, aparecieron Insua y Penco, tras una gran asistencia de Pisano, para despertar otra vez una ilusión y pensar que aún se puede.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app