0
Al término del partido los jugadores de Independiente fueron a tirar sus camisetas a la hinchada, aunque algunos también lo hicieron en otros sectores. La acción fue silbada por muchos, y encima podría haber sanciones a los jugadores.


Para más de la mitad de los hinchas que estaban en el Libertadores de América, fue una actitud demagógica la de los jugadores de Independiente, que tras ganar su primer partido luego de ocho fechas, corrieron raudos en su mayoría a ofrecerles sus camisetas al grueso de la barrabrava. Otros, como Zapata y Villalba, eligieron la Tribuna Sur y la Platea Erico.

Para la otra mitad de la gente, el "gesto" del plantel fue una intención de "hacer las paces" con la gente tras los tironeos producto de la falta de triunfos. Entre silbidos y aplausos, la cosa no terminó de comprenderse bien en medio de un presente aún delicado. Para colmo, el árbitro podría sancionar a los jugadores en caso de informarlos.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app