0
Néstor Pitana tuvo una noche complicada y la gente de Independiente mostró su disconformismo con el arbitraje. 


La relación entre la gente de Independiente y Néstor Pitana viene tensa de larga data, y esta noche la calma duró poco. Apenas comenzado el encuentro un centro desde la derecha dio en el brazo levantado de un jugador tombino. "Siga, siga", marcó el juez, y fue la primera polémica de la noche.

Al comienzo del segundo tiempo, y a instancias del juez de línea, marcó posición adelantada de Fredes cuando iba en busca de un rebote dejado por Ibáñez tras un remate de afuera del área. La repetición televisiva marcó que el volante de Independiente estaba bien habilitado.

Por último, Luciano Leguizamón iba sobre el lateral saliendo del área cuando recibió un empujón por detrás. Pitana, rápido, marcó apenas afuera de la línea y apuró el marcaje del punto con el aerosol. Nuevamente pudo apreciarse que la falta había sido cometida adentro del área. Era penal, terminó en centro.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app