0
Por decisión del juez Pablo Lunati, el partido que debían jugar Independiente y Vélez fue suspendido. El Rojo quería jugar, pero los jugadores del Fortín se negaban a hacerlo. Luego de varias determinaciones, se jugará el lunes a las 19:30 horas. Cantero se disculpó con los hinchas.

Luego de una jornada pasada por agua (desde hace más de una semana que el clima porteño se debate entre la falta de subtes y el mal tiempo) el partido de esta noche en el Libertadores de América fue suspendido a pocos minutos del horario pautado para su comienzo, con mucha gente en las gradas aguardando porque comience el juego.

Las versiones cruzadas indicaron desde la dirigencia Roja que el campo de juego estaba para jugar, pero ni el árbitro y ni los jugadores visitantes pensaban igual. Lunati justificó su decisión de suspender el partido en que los jugadores de Velez no estaban de acuerdo en disputarlo, y que "una de las áreas estaba anegada".

"La decisión la tomé yo, la cancha no estaba para el normal desarrollo. Yo lo conozco a Cristian Díaz, tengo una excelente relación y yo creo que él sabía que no se podía jugar pero con el calendario apretado y el partido que viene con racing, dijo que sí”, contó Lunati en La Red.

Tanto JAvier Cantero como Claudio Keblaitis refutaron al juez, diciendo que “el campo estaba perfectamente para jugar", salvo excepciones: "dos o tres metros cuadrados que no estaban bien, pero que eran poco significativos”, según el Presidente, quien a través de su cuenta en Twitter pidió "perdón a los hinchas" que hicieron fila durante la semana para conseguir una entrada y se acercaron al Estadio.

Lo negativo, para todos ellos, para quienes estuvimos en el Libertadores de América, quizás no sea el mal estado de una de las áreas, posición discutible y en la que cada equipo trata de sacar provecho, sino en que dada la jornada de hoy quizás la suspensión podría haberse previsto mucho tiempo antes. Y de hecho, durante el tiempo que hubiera durado el encuentro y desde un par de horas antes, ya no llovía.

Las negociaciones dirigenciales indicaban que Vélez pretendía jugarlo el lunes y los Rojos no. Finalmente, y tras confirmación por parte de la Secretaría de Prensa del Club, el encuentro quedó programado para el lunes 13 de agosto a las 19:30 horas. Por ahora, el diluvio continúa.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app