0

La gran estrella del Mundial de Sudáfrica, tristemente desaparecido hace unos meses, ya tiene su propio monumento en el acuario donde predijo los resultados del Mundial.

Se hizo famoso por predecir correctamente los resultados de los partidos del Mundial de Sudáfrica, con lo que generó una admiración que trascendió al mundo futbolístico. Pero, cosas de la vida, murió a finales del año pasado y pasó a mejor vida.

El acuario Sea Life en Oberhausen no se quería perder tamaña repercusión y para no perder el caudal de turistas que el pulpillo ocasionó gracias a sus aciertos mundialistas, le hicieron un monumento para que le rindan tributo. Es una réplica de unos dos metros, con el desaparecido pulpo aferrado a una pelota con sus ocho tentáculos.

Lo más tierno es que en la pelota se encuentran guardadas las cenizas del célebre molusco que acertó que Alemania nos dejaba afuera y que España le ganaba la final a Holanda. Ahora sí, descansa en paz.

Diario Olé, jueves 20 de enero de 2011.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app