0

Independiente celebró la obtención de la Sudamericana con su gente y después se olvidó que había un partido y perdió con Huracán. El Rojo deberá ganarle a Tigre el encuentro pendiente para no finalizar último en el Apertura.

Más allá del festejo inicial, con los jugadores del Rojo mostrándole la Copa a todos los hinchas que apechugaron la tarde de un lunes laborable para ir al Ducó, Independiente y Huracán jugaron el partido que su posición en la tabla presumía.

Último y anteúltimo, el local llegaba con seis derrotas encima y la visita, más allá de la obtención del título internacional, suma ahora ocho jornadas sin victorias en el ámbito local. Con un partido menos, el Rojo deberá ganarle ese encuentro a Tigre para que la mancha del 20º puesto no quede sellada en el Apertura 2010.

Volviendo a lo que vimos hoy en Parque de los Patricios, el partido fue chato, lejos de los arcos y las situaciones de peligro llegaron por deficiencias propias que virtudes ajenas. Así llegó el único tanto de la tarde, con una salida en falso de Gabbarini que posibilitó que el Globo se reencuentre con la victoria que luego cuidó hasta el final. Los Rojos, en tanto, siguieron celebrando desde la tribuna lo vivido la semana pasada, demasiada emoción para pensar en una derrota de lunes.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app