0
El jugador contó que quiso volver al Rojo pero fue el DT quien le bajó el pulgar, pese a los deseos de Comparada. "Borghi no me quiso", aclaró Gustavito, quien, a pesar de sus 35 años y de quedar sin equipo para esta temporada, sigue diciendo que aun desea regresar a jugar en el club del cual es hincha.


Finalmente Gustavo López se quedó sin el pan y sin la torta. Luego de que Independiente lo tentara para volver y él dudara entre seguir en Europa o regresar al país, cuando se habló de que los números que podía pagarle el Rojo y los que pretendía el zurdo no se acercaban, la transferencia no se hizo. Tampoco renovó con el Cádiz ni con ningún equipo del Viejo Continente, donde ya cerró el libro de pases. Y ni siquiera arregló para ir a jugar a Arsenal, que lo había inscripto cablegráficamente en la Argentina como jugador libre.


El programa de Fernando Niembro por La Red lo buscó telefónicamente y el jugador habló: "Tengo que aclarar que Borghi no me quiso. Comparada me llamó para sumarme y le dije que estaba encantado, pero que tenía que resolver mi situación acá. Cuando terminé, el presidente me dijo que el técnico tenía que hablar conmigo, pero nunca lo hizo. Está en su derecho en no quererme, pero por lo menos merecía un llamado."

Y agregó: "La gente se quedó con la idea de que yo quería ganar en lo económico, pero no es verdad. Quería retirarme en el club del que soy hincha. Sigo teniendo el deseo de volver. Ojalá tenga la chance de vestir otra vez esa camiseta", cerró Gustavito, que ahora tiene 35 años y un par de meses para descansar en Vigo.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app