3
Independiente, con tres cambios, visita a racing con la idea de ganar el clásico y estirar la paternidad a 24 partidos. Va desde las 15 con arbitraje de Germán Delfino.

Ningún clásico es un partido más, todos saben que son encuentros donde no importa tanto el presente de cada equipo y que se ponen en juego más que tres puntos. Lo saben también Cocca y Almirón, aunque el técnico de Independiente sea quizás quien más se juegue esta tarde cuando visite el Inodoro Municipal.

Es que el Rojo acumula seis encuentros sin victorias, con una derrota y cinco empates, y qué mejor que el clásico rival para marcar un despegue y fortalecer el vínculo entre el entrenador y los hinchas, al tiempo que estire la racha en el historial a 24 partidos.

Tras la suspensión del fútbol la semana pasada, Almirón tuvo quince días para recuperar algunos jugadores y preparar el equipo, que tendrá tres variables respecto del conjunto que igualó ante Boca en el Libertadores de América: Víctor Cuesta y Gustavo Toledo por Emanuel Aguilera y Néstor Breitenbruch, mientras que Emiliano Papa estará en mitad de cancha en lugar de Francisco Pizzini.

Así, Independiente irá con: Diego Rodríguez; Gustavo Toledo, Mauricio Victorino, Víctor Cuesta, Nicolás Tagliafico; Jesús Méndez, Federico Mancuello; Martín Benítez, Matías Pisano, Emiliano Papa; y Lucas Albertengo.

Quedaron concentrados, además, Germán Montoya, Emanuel Aguilera, Néstor Breitenbruch, Cristian Tula, Franco Bellocq, Gabriel Graciani, Francisco Pizzini, Claudio Riaño y Juan Lucero.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 24 de mayo de 2015, 17:12

Amanda dice:
El problema no es el DT, el problema no son los jugadores, el problema es la dirigencia del Rojo. Otra vez Delfino. Cada vez que arbitra Independiente tiene graves problemas. En el 2011 contra Lanús; en el clásico del 2012 ganaron los nietos 2 a 0, y fue la última vez que lo hicieron, hasta hoy. Se acuerdan de la expuslión de Morel Rodríguez?
Los bocones chupamedias de Fútbol para Todos anunciaron que en la cancha de Racing hace 6 clásicos que no ganamos (sic).
Mancuello casualmente expulsado justo con los dos grandes tramposos del fútbol argentino. Después de todo, no fue el Rojo el que pidió modificar la historia para tener más copas como hizo Racing y no fue el Rojo el que descendió dos veces y cambió el reglamentos para no jugar en la B.
Qué le pasa a esta dirigencia que no plantea nada ante los jefecitos de Boca y Racing de la AFA? Y no se les vaya ocurrir explicar que están peleando por la reducción del impuesto a las ganancias dentro del fútbol argentino.
Por lo menos, esta vez, para mandar el comentario, tuve que elegir carne.

La Caldera del Diablo dijo... 24 de mayo de 2015, 21:32

Coincido en muchas cosas, pero miremos qué pasa con nosotros que no cruzamos la mitad de cancha en casi todo el ST

Anónimo dijo... 24 de mayo de 2015, 22:22

Amanda dice:
Buena noche, Caldera. De acuerdo, toda la razón. No quiero escribir un conector porque parecería que los contradigo. El contexto importa. El árbitro es un asco. Racing y Boca tienen ayudas alevosas. No cruzamos el medio campo porque somos tan buenos que tenemos miedo de cometer goles. Esta vez volví al sushi.