4
Escándalo en el partido de Tercera entre racing e Independiente.

El clásico de Avellaneda de futsal no pudo jugarse: en la previa, en el juego de Reserva, un hincha de racing bajó de la tribuna, se metió a la cancha y le pegó una piña a un jugador de Independiente... Después, hubo robos.

Fue un fin de semana de Independiente-racing, de racing-Independiente, a puro cruce. El sábado fue día de Inferiores. El domingo de futsal. Aunque en cancha chica, el escándalo fue grande… Y el plato fuerte nunca llegó.

Según informa el sitio especializado Pasión Futsal, la tira entre Rojos y académicos, disputada en el gimnasio cerrado que se encuentra a metros del Cilindro, acabó cuando faltaban 50 segundos para concluir el juego de Tercera, el último cotejo antes del partido de Primera.

“Fue una vergüenza. Entró uno de la hinchada de racing y le pegó una trompada al pivot de la Tercera. Tiraron rollos de papeles a la cancha y hasta le robaron las camperas a los suplentes que estaban en el banco. Tuvimos que salir custodiados. Nos sacó la policía. Fue muy mala la organización”, dijo Federico D’Otolo, capitán de Independiente.

Ante semejantes incidentes, y tras la agresión sufrida por Fernando Sotelo, el árbitro Dardo Viñas consideró que no estaban dadas las garantías y el fin de semana no terminó a puro clásico. Terminó Rojo de vergüenza…

Diario Olé

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 30 de agosto de 2011 a las 12:10

Y LO IMPORTANTE CUANTO ESTABA EL PARTIDO ??? EL RESULTADO ???

Anónimo dijo... 30 de agosto de 2011 a las 18:36

Ahhhh como siempre GANANDOLES... joya GRACIAS !!!

Anónimo dijo... 1 de septiembre de 2011 a las 18:15

Que sanción le corresponde a Racing, despues de esta violencia.