2
Cuando se hablaba de reconciliación y una posible salida consensuada, Freddy Grisales no concurrió al entrenamiento de hoy y Borghi decidió separarlo del plantel. "Convivir con un tipo que no está de acuerdo con lo que estoy haciendo, no es bueno ni para él ni para mí", dijo el DT.

Parece que no habrá final feliz, y que encima hay más complicaciones en torno a la salida elegante que se había propuesto ayer. Freddy Grisales no fue al entrenamiento de hoy, y el Bichi Borghi, sin mostrarse extrañado por la ausencia del colombiano, le puso un corte a la situación separándolo del plantel. "Convivir con un tipo que no está de acuerdo con lo que estoy haciendo, no es bueno ni para él ni para mí", afirmó el entrenador del Rojo.

"Los jugadores muestran su malestar de diferentes formas. Algunos hablando con el técnico, otros pateando la pelota lejos y otros, los menos, entrenando más y corriendo más, como diciéndole al técnico: 'Me tenés que poner'", dijo Borghi, aunque dejó entrever que éste último no era, precisamente, el caso de Totono. "Será el club el que tenga que decidir qué hacer", afirmó el Bichi a la prensa.

Publicar un comentario

Dani Navedo dijo... 25 de septiembre de 2008 a las 17:28

Hola.

Nunca es agradable que un jugador tenga que salir por la puerta de atrás.

Y menos aun si es un ídolo, como fue el caso de Ronaldinho, por ejemplo.

Un saludo!!

El fútbol es injusto

La Caldera del Diablo dijo... 26 de septiembre de 2008 a las 00:51

Grisales no llegó a ser ídolo de Independiente, sólo jugó 13 partidos.
Saludos

Emiliano