0
La selección de Catalunya jugó de tú a tú contra toda una selección de Argentina que se presentó en el Camp Nou con figuras de la talla de Messi, Agüero o Gago. El tanto de Lavezzi desniveló un partido igualado pero sin muchas ocasiones de gol.

Gerard Piqué vigila de cerca al Kun Agüero, Capitán de la Selección

Los himnos de unos y otros precedieron el inicio del partido en el que fue uno de los momentos más emotivos de la joranada. En cuanto a juego, la primera parte no tuvo mucha historia. ambos equipos tuvieron sus ocasiones pero nadie fue capaz de perforar la portería rival. Valdés, con varias intervenciones de mérito, fue el jugador catalán más destacado del primer tiempo.

Messi, por su parte, demostró que con el atlético Agüero puede formar un tándem letal de cara a las Olimpiadas que se celebrarán este verano en China.

Preciamente los dos azulgranas, Valdés y Messi, fueron los protagonistas de la primera ocasión clara del pertido. En el primer minuto, Messi se coló en el área catalana como una flecha pero Víctor evitó el gol lanzándose muy bien a los pies de su compañero de club.

La ocasión animó a una afición que vivía el partido con aires de fiesta. Una buena representación de argentinos se coló entre los 42.380 aficionados que asistieron al partido y aportaron la nota de color albiceleste a la grada.

Cataluña replicó gracias a un activo Luis García quien a punto estuvo de batir a Ustari en un disparo cruzado tras hacer una buena pared con Sergio (12'). Messi y Agüero lo volvieron a intentar pero el atlético disparó alto (20') en otra buena ocasión visitante.

La primera parte terminó con dominio albiceleste y con Valdés como protagonista. El catalán se lució y salvó el gol a pies de Agüero cuando el rojiblanco chutó a bocajarro (41') y unos segundos más tarde hizo lo propio ante Leo Messi (41').

La segunda parte siguió la tónica del primer tiempo. Messi volvió a abrir fuego a las primeras de cambio y puso a prueba a la defensa pero su tiro desde la frontal se fue alto (50').

La réplica local la puso Oscar Serrano llegando en dos ocasiones casi consecutivas con peligro por la izquierda. En la primera perdonó el gol cuando se plantó solo ante Ustari tras un buen pase de Bruno pero el balón se fue fuera (59'). En la segunda, el racinguista se escoró demasiado y su disparo casi sin ángulo no pudo batir a Ustari (62').

Los argentinos se pusieron las pilas y empezaron a martillear en la defensa de los de Gratacós, menos conjuntada debido a los pocos partidos que juega la 'selecció' al cabo del año. Ansaldi buscó el gol con un tiro lejano que desvió con agilidad Morales (64').

Messi dejó el campo entre aplausos y fue sustituido por Biglia. Fue el preludio del gol de la albiceleste, el único del partido. El propio jugador argentino chutó desviado un balón desde el segundo palo y Lavezzi, con la caña preparada, desvió el balón para batir a Morales. No hubo más historia. Entre los cambios y la falta de puntería de unos y otros, el partido echó el cierre a una fiesta que solo tuvo la mancha del resultado para una selección, la catalana, que pese a las bajas plantó cara a toda potencia mundial como Argentina.

A. Cotet
Diario Sport de Barcelona

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app