1
El colombiano Freddy Grisales no viajó a Rosario para disputar el encuentro con Central por unas molestias ocasionadas por unos cálculos en los riñones por lo cual permaneció internado unas horas.

Iván Pérez tuvo que reemplazar a Grisales

A pesar de que el viernes había recibido el alta médica, el sábado Grisales no amaneció bien y, aunque pidió jugar, el cuerpo médico de Independiente prefirió su reposo. Troglio, que esperaba las últimas noticias, finalmente se decidió por el debut en Primera División del zurdo juvenil Iván Pérez, de 17 años.

Según los últimos estudios que se le hicieron antes del encuentro, a Grisales sólo le quedaba expulsar una pequeña piedra de los los riñones. El doctor Peidró le insistió al jugador que, a pesar de su voluntad de estar en Arroyito, en caso de jugar corría el riesgo de sentirse mal a los diez minutos y verse obligado a dejar la cancha, además del hecho de necesitar hidratarse permanentemente, debido a que durante la jornada del viernes Grisales, con suero, no comió.


El sábado al jugador se le realizó una ecografía, que dio como resultado que aún había unos cálculos que no se habían expulsado. Troglio luego justificó la presencia de Pérez en vez de Calello ya que con la vuelta de Mariano Herrón al equipo, “Si pongo a los dos juntos el equipo va tener características muy defensivas y la idea es que nos adelantemos en el terreno”.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 25 de febrero de 2008 a las 12:07

Me pasas tu MSN, para hablar , si queres?, bueno che un abrazo grande.